Foto nunca antes vistas de “La piedra del vidente” usada por José Smith

Por Richard Bushman

Richard Bushman es un historiador estadounidense y profesor emérito de Historia en la Universidad de Columbia. Él es el autor de la biografía de José Smith Rough Stone Rolling: Una Biografía Cultural del fundador del Mormonismo. También es miembro de la Junta Asesora General del Proyecto los Documentos de José Smith.


Esta fotografía será publicada en la revisa Ensign de octubre. Muestra una piedra que es reconocida como la “piedra  vidente” que fue usada durante la traducción del Libro de Mormón. | LDS.org
En cierto modo no son nada nuevo las fotos de la piedra vidente. Hemos sabido durante mucho tiempo que José encontró una piedra que usó para encontrar objetos perdidos y más tarde le ayudo en la traducción. El Urim y Tumim, el cual ha sido durante mucho tiempo parte de la historia, consistía en piedras de cristal, y hay un pasaje en DyC 130:10 sobre seres celestiales que recibieron una piedra blanca para revelar las cosas de los reinos superiores. (Algo así como si cada misionero recibiera un ipad.) Todo esto está escondido en los rincones de nuestra memoria como parte de la tecnología de la revelación.

¿Por qué entonces la imagen de una piedra marrón estriada nos causa problemas? Creo que es porque cruza una frontera a la que nos habíamos aferrado entre la religión y la superstición. Hemos sabido sobre las planchas de oro, del ángel y del Urim y Tumim por suficiente tiempo como para asimilarlos como religión respetable. Esas son las formas de Dios. En el otro lado de la frontera se encuentran la brujería, los hechizos y las cartas del tarot. Esas son supersticiones absurdas en las que sólo los ignorantes creen. Nosotros no queremos nada de eso.

La piedra vidente, situada allí como si recién acabara de ser desenterrada, cruza la línea al terreno de la superstición. ¿Queremos realmente ser parte de una religión que saca a la luz objetos y símbolos de la magia popular? Al hacerlo nos unimos a formar parte de una batalla que se ha librado durante cuatro siglos o más entre la magia y la religión. En el siglo XVII mucha gente religiosa creía en piedras videntes y en diversos tipos de aparatos mágicos. Eran instrumentos para alcanzar lo divino. En el siglo XVIII, todas esas cosas fueron desacreditadas por la Ilustración, y los Protestantes (más que los católicos) se deshicieron de tales cosas. Ese proceso se inició entre la clase alta de la sociedad y sólo se encaminó hacia abajo de manera gradual. La gente común en la época de José Smith estaba dividida. Muchos de sus vecinos creían en piedras videntes; otros las ridiculizaban. Él las hizo parte de su religión.

Las piedras videntes no me causan ningún problema. De hecho, me gustan. Ellas son parte de la materialidad mormona. Ellas sugieren que existe una tecnología de la revelación, algo parecido a los ipads, que nos ayudan a recibir inteligencia divina. No me suscribo al exceso de formalidad protestante sobre las formas adecuadas por las que Dios actúa y las de mala reputación. Estoy dispuesto a aceptar las formas de Dios, aun si fueran poco convencionales para los estándares de la Ilustración.

También estoy feliz de que la iglesia reveló esta piedra como parte de su política de transparencia. El Departamento Histórico está dispuesto a mostrar todo, al parecer, y dejar que las cosas caigan.

José el Vidente

Por Richard E. Turley Jr. Asistente historiador de la Iglesia y registrador, Robin S. Jensen y Mark Ashurst-McGee, del departamento de historia de la Iglesia

Traducción Libre: DPCS

El registro histórico aclara cómo José Smith cumplió su papel como vidente y tradujo el Libro de Mormón.

El 6 de abril de 1830, el día que José Smith organizó la Iglesia de Cristo (que más tarde sería llamado la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días),1 proclamó las palabras de una revelación a los que estaban reunidos. "He aquí", declaró la voz de Dios, "se llevará entre vosotros una historia; y en ella [José Smith] serás llamado vidente" (Doctrina y Convenios 21:1).

El signo más visible del papel de José Smith como vidente en iglesia recien formada era el Libro de Mormón, el cual en varias ocasiones explicó, fue traducido “por el poder de Dios”.12 Muchos de los más cercanos a José en el año anterior a la organización de la Iglesia habían testificado del proceso por el cual el Libro de Mormón apareció y tenían cierta comprensión del significado de la palabra vidente.

El significado de Vidente

¿Qué significaba vidente para el joven profeta y sus contemporáneos? José fue criado en una familia que leía la Biblia, la cual menciona videntes en varias ocasiones. En 1 Samuel, por ejemplo, el escritor explica: “Antiguamente en Israel cualquiera que iba a consultar a Dios, decía así: Venid y vamos hasta el vidente: porque el que ahora se llama profeta, antiguamente era llamado vidente” (1 Samuel 9:9).

La Biblia también menciona a personas que reciben manifestaciones espirituales por medio de objetos físicos tales como varillas3, una serpiente de bronce en un poste (el cual se convirtió en el símbolo común de la profesión médica)4 [ver Nota del Traductor], un efod (una parte de la ropa sacerdotal que incluyó dos piedras preciosas)5, y el Urim y Tumim.6. 

“Visiones” y “Videntes” eran parte de la cultura y la familia americana en la que José Smith creció. Inmerso en el lenguaje de la Biblia y una mezcla de culturas angloeuropeas traídas por los inmigrantes a Norte América, algunas personas al comienzo del siglo XIX creían que era posible que individuos dotados pudieran “ver” o recibir manifestaciones espirituales, a través de objetos materiales tales como piedras de vidente.7

El entonces joven José Smith aceptó esas formas folklóricas comunes de sus días, incluyendo la idea de usar piedras de vidente para localizar objetos perdidos o escondidos. Ya que la narrativa bíblica muestra a Dios usando objetos físicos para enfocar la fe del pueblo o para comunicarse espiritualmente en los tiempos antiguos, José y otros asumieron lo mismo para sus días. Los padres de José, José Smith padre y Lucy Mack Smith, afirmaron la inmersión de la familia en esta cultura y de su uso de objetos físicos en esta manera, y los habitantes de Palmyra y Manchester, Nueva York, donde los Smith vivían, le pidieron a José que les encontrara objetos perdidos antes de que se mudara a Pensilvania a fines de 1827.8

Para aquellos que no tienen una comprensión de cómo vivían su religión las personas del siglo XIX en la región de José, las piedras de vidente pueden ser desconocidas, y los eruditos han debatido por largo tiempo este período de su vida. En parte como resultado de la Ilustración o la Edad de la Razón, un período que enfatizaba las ciencias y el mundo observable por encima de los asuntos espirituales, muchos en la época de José sintieron que el uso de objetos físicos tales como piedras y varillas era una superstición o inadecuado para fines religiosos.

En años posteriores, a medida que José contaba su historia notable, él enfatizó sus visiones y otras experiencias espirituales. 9Algunos de sus antiguos colaboradores se enfocaron en el uso temprano de las de piedras de vidente en un esfuerzo por destruir su reputación en un mundo que rechazaba más y más tales prácticas. En sus esfuerzos de proselitismo, José y otros miembros antiguos prefirieron no enfocarse en la influencia de la cultura folklórica, ya que muchos conversos estaban experimentando una transformación en cómo entendían a la religión en la Edad de la Razón. Sin embargo, en lo que se convirtió en revelaciones canonizadas, José continuó enseñando que las piedras de vidente y otros objetos videntes, así como la habilidad de usarlos, eran dones importantes y sagrados de Dios .9

Instrumentos usados para traducir el Libro de Mormón

Las piedras de vidente también aparecen en los relatos históricos que describen a José Smith y la traducción del Libro de Mormón. La historia oficial de José, la cual se inicio en 1838, describe la visita de un ángel, quien se identifica como Moroni, y quien le hablo sobre unas planchas de oro enterradas en una colina cercano. José relata que mientras estaba conversando con el ángel, "se manifestó a mi mente la visión" tan claramente que "reconocí el lugar" cuando más tarde lo vio en persona (Historia de José Smith 1:42).

En la historia que José comenzó a redactar en 1838, Moroni le advierte que "Satanás procuraría tentarme (a causa de la situación indigente de la familia de mi padre) para obtener las planchas con el fin de hacerme rico". Esto el ángel le prohibió, recuerda José, diciendo que si tenía otro "objeto que" el de construir el reino de Dios, "no podría obtenerlas".(Historia de José Smith 1:46). En su anterior historia de 1832, José explico que "... debía tener la mira puesta únicamente en la gloria de Dios."11 Como resultado, se le requirió que regresara al cerro cada año por los siguientes cuatro años hasta que estuviera preparado para recibir las planchas (Historia de José Smith 1:53-54).

José relató que cuando finalmente obtuvo las planchas de Moroni en 1827, también recibió dos piedras para usarlos en la traducción. Él y sus conocidos más cercanos dejaron descripciones de estas piedras, diciendo que eran blancas o transparentes en apariencia, aseguradas en aros de plata o marcos como anteojos o gafas modernas, y sujetas a un pectoral.12 Como es descrito, este objeto vidente podría haber sido muy grande. La madre de José Smith dijo que él había sacado las piedras del pectoral para que fuera más conveniente usarlas.13

El texto del Libro de Mormón llama a estas piedras "interpretes" y explica que "fueron preparadas desde el principio, y se transmitieron de generación en generación con objeto de interpretar idiomas", habiendo sido "preservado y guardado" por la mano del Señor (Mosíah 28:14-15, 20).

El libro también relata cómo el Señor le dio "dos piedras" al hermano de Jared, con una promesa de que ayudarían a las futuras generaciones a recuperar sus palabras. "Escribe estas cosas y séllalas", instruyó el Señor,"y en mi propio y debido tiempo las mostraré a los hijos de los hombres" (Éter 3:24, 27).

Por el tiempo que José Smith termino de dictar su traducción del Libro de Mormón a sus escribas a mediados de 1829, el significado de vidente había sido clarificado más en el texto. El Libro de Mormón contiene una profecía atribuida a José de Egipto declarando que uno de sus descendientes— claramente José Smith — sería "un vidente escogido" que traería a otros descendientes "al conocimiento de los convenios que" Dios había hecho con sus ancestros (2 Nefi 3:6-7).

En otro relato del Libro de Mormón, Alma el Hijo da los intérpretes a su hijo Helamán. "Preserv[a] estos intérpretes", le aconseja Alma, refiriéndose a las dos piedras en arcos de plata. Pero Alma también cita una profecía que parece referirse a una piedra singular: "Y dijo el Señor: Prepararé para mi siervo Gazelem una piedra que brillará en las tinieblas hasta dar luz" (Alma 37:21, 23).

Notablemente, a pesar de que fueron dados en el contexto de "interpretes" (en plural), esta profecía habla de darle a un futuro sirviente "una piedra" (singular), "la cual brillará para traer luz en la oscuridad".14 Los primeros Santos de los Últimos Días creían que este sirviente profetizado era José Smith.15

De hecho, la evidencia histórica muestra que además de estas dos piedras de videntes conocidas como "interpretes", José Smith usó al menos una piedra vidente en la traduccion del Libro de Mormón, a menudo poniéndolas en un sombrero para tapar toda luz. Según los contemporáneos de José, él hizo esto para poder ver mejor las palabras en la piedra.16

Por 1833, José Smith y sus asociados habían comenzado a usar el término bíblico "Urim y Tumim" para referirse a cualquier piedra usada para recibir revelaciones divinas, incluyendo tanto a los intérpretes nefitas como a la piedra vidente.17 Esta terminología imprecisa ha complicado los intentos de reconstruir de manera exacta el método por el cual José Smith tradujo el Libro de Mormón. Además de usar los intérpretes, según Martin Harris, José también usó una de sus piedras videntes durante la traducción del Libro de Mormón porque era más conveniente. Otra fuente corrobora el cambio en los instrumentos de la traducción de José.18

Después que el Libro de Mormón fue publicado

Siguiendo la publicación del Libro de Mormón en marzo de 1830, José Smith y sus clérigos comenzaron a trabajar en lo que ahora se conoce como la Traducción de José Smith de la Biblia (TJS), una revisión profética de la versión del Rey Santiago.19 Según el relato de José, usar los interpretes nefitas para esta traducción no era una opción porque ya no los tenía.

José explica en su historia que "mediante la sabiduría de Dios [las planchas e intérpretes] permanecieron seguros en mis manos hasta que cumplí con ellos lo que se requirió de mí. Cuando el mensajero, de conformidad con el acuerdo, llegó por ellos, se los entregué; y él los tiene a su cargo hasta el día de hoy" (José Smith Historia 1:60).

Como el Presidente Brigham Young (1801-77)explicó: "José coloco de nuevo el Urim y Tumim junto con las planchas cuando hubo terminado la traducción".20

José tenía otras piedras videntes, pero en las palabras del Élder Orson Pratt (1811-81), un miembro del Quórum de los Doce Apóstoles y más tarde Historiador de la Iglesia, José también había madurado en su entendimiento espiritual para ese entonces. En una reunión el 28 de junio de 1874, asistida por el Presidente Brigham Young y muchas otras Autoridades Generales, el Élder Pratt le dijo a su audiencia que estuvo "presente muchas veces" cuando José Smith "estaba traduciendo el Nuevo Testamento". Al ver que no usaba ningún instrumento interpretativo durante el proceso de la traducción, se preguntó por qué José "no usaba el Urim y Tumim, como cuando tradujo el Libro de Mormón".

Mientras que el Élder Pratt vio al profeta traducir, "José, como si leyera sus pensamientos, levanto la vista y explicó que el Señor le había dado el Urim y Tumim cuando no tenía experiencia en El espíritu de inspiración. Pero ahora que él había avanzado tanto que entendía las operaciones del Espíritu y no necesitaba la ayuda de ese instrumento”.21

Brigham Young hablo a una audiencia de sus opiniones acerca de recibir una piedra vidente. "No creo que jamás he deseado tener una",22 reflexionó. La declaración de Brigham expresó su entendimiento que las piedras videntes no eran necesarias para ser un vidente.

El 25 de octubre de 1831, José Smith asistio a una conferencia en Orange, Ohio. Durante la conferencia, su hermano Hyrum dijo que "él pensó que era mejor si la información de la salida a luz del Libro de Mormón era relatada por el mismo José a los élderes presentes para que pudieran saber por ellos mismos". Según las minutas de la reunión, José "dijo que no era su intención decirles al mundo todos los detalles de la aparición del Libro de Mormón" y "que no era oportuno para él, relatarles estas cosas".23  Habiendo madurado en su papel como vidente y creyendo que las piedras videntes no eran esenciales para la revelación, tal vez él estaba preocupado que la gente pudiera enfocarse demasiado en la forma en que el libro salio a la luz y muy poco en el libro en sí.

El punto más importante que hizo José Smith sobre la traducción del Libro de Mormón era que lo hizo "por el don y el poder de Dios".24 El libro en sí, les enseñó a los líderes de la Iglesia, "era el libro más correcto de cualquier libro en la tierra, y la clave de nuestra religión", y al obedecer sus preceptos, los lectores podrían "acercarse más a Dios. . . que por medio de cualquier otro libro".25

 ¿Qué sucedió con la piedra vidente?

Piedra reconocida como la “piedra del vidente” que fue usada durante la traducción del Libro de Mormón. | LDS.org
Según la Historia de José Smith, él les regresó el Urim y Tumim, o los "intérpretes" nefitas al ángel. ¿Pero qué pasó con la otra piedra o piedras videntes que José usó para traducir el Libro de Mormón?

David Whitmer escribió que "después de que la traducción del Libro de Mormón fue terminada, al comienzo de la primavera de 1830, antes del 6 de abril, José le dio la piedra a Oliver Cowdery y me dijo a mi así como al resto, que ya no la necesitaba, y que no usaría más la piedra".26

Oliver, quien había estado fuera de la Iglesia por una década hasta que fue rebautizado en 1848, planeó ir al oeste para estar con los santos en Utah, pero murió en 1850 en Richmond, Missouri, antes de hacer el viaje.27 Phineas Young, quien había ayudado a traer a Oliver Cowdery de regreso a la Iglesia, obtuvo las piedras de vidente de la viuda de Oliver, quien era la hermana de David Whitmer, Elizabeth Ann Whitmer Cowdery. Phineas a su vez se las dio a su hermano Brigham Young.28

"Tengo la primera piedra vidente de José, la cual obtuve de Oliver Cowdery", reconoció el Presidente Young en 1853. También había otras. "José tenía 3 que Emma todavía tiene", él agregó, "2 pequeñas y 1 grande".22  Dos años más tarde, Brigham Young le dijo a un grupo de líderes de la Iglesia reunidos que "Oliver me envió la primera piedra vidente de José, Oliver siempre la mantuvo hasta que me la envió".30

Después que Brigham Young murió, una de sus viudas, Zina D. H. Young, quien más tarde se convirtió en la tercera presidenta general de la Sociedad de Socorro, obtuvo una piedra de color chocolate que concordaba con las descripciones de la piedra que José usó para traducir el Libro de Mormón, y se la donó a la Iglesia.31 Desde ese tiempo, posteriores líderes de la Iglesia han admitido que la Iglesia está en posesión de la piedra vidente.32

Ilustrando el proceso de traducción

A lo largo de los años, los artistas han tratado de representar la traducción del Libro de Mormón, mostrando a los participantes en varios lugares y poses con diferentes objetos materiales. Cada interpretación artística está basada en sus propias ideas, investigaciones, e imaginación del artista, a veces con ayuda y dirección de otros. Aquí hay algunas escenas producidas a través de los años,

Por el Don y El Poder de Dios, por Simon Dewey, cortesia de Altus Fine Arts

Interpretación de José Smith del artista estudiando las planchas. José recalcó que el “copio un número considerable” de los caractéres de las planchas. Después tradujo esos jeroglíficos “por medio del Urim y Tumim,” Martin Harris tomó los jeroglíficos a Charles Anthon y otros eruditos para confirmar la traducción (José Smith-Historia 1: 62-64).

José Smith traduciendo el Libro de Mormón, por Del Parson
Representación artística de José Smith y Oliver Cowdery trabajando en la traducción del Libro de Mormón. A diferencia de lo que se muestra aquí, Oliver Cowdery declaró que no vio las placas hasta después que la traducción terminó. Testigos del proceso informaron que durante la traducción, las planchas fueron protegidas de la vista, y eran cubiertas con una tela de lino.

Iustración de Robert T. Barrett.
Interpretación artística de José Smith traduciendo mientras llevaba el pectoral con los intérpretes a los que se refirieron más adelante como el Urim y Tumim.

Traducción de las planchass, por Earl Jones, Courtesia de Church History Museum
Representación artística de José Smith y un escriba traduciendo con una manta entre ellos. Aunque ninguna manta se menciona en la mayoría de las descripciones del proceso de traducción, una si fue al parecer utilizada en un comienzo para proteger al escriba de ver las planchas, las gafas, y coraza. Durante la última parte del esfuerzo de traducción, una manta pudo haber sido utilizada para proteger al traductor y escriba de otros individuos curiosos de observar la traducción.

Fuente Oficial: LDS.org

Artículo Relacionados : José Smith y las Piedras Videntes,

[Nota del Traductor: Algunos por desconocimiento señalan que la serpiente de bronce no fue un objeto. Los israelitas conservaron la serpiente de bronce, y con el tiempo lo utilizaron como objeto en su adoración y le ofrecían humo de sacrificio. De ahí que el rey judaíta Ezequías (745-717 a. E.C.) hiciera reducir a pedazos la serpiente de bronce —que tenía más de setecientos años— como parte de sus reformas religiosas. Leemos en 2 Reyes 18:4 dice: "... e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces los hijos de Israel le quemaban incienso; y la llamó Nehustán." La forma literal: “Nehustán”, en la gran mayoría de las versiones castellanas esta palabra se ha dejado sin traducir. No obstante, en el léxico de Koehler y Baumgartner, los significados que se apuntan para el término hebreo nejusch·tán son “serpiente de bronce” e “ídolo-serpiente de bronce”. (Hebräisches und Aramäisches Lexikon zum Alten Testament, Leiden, 1983, pág. 653.)

Por mucho tiempo tambien se pensó que el origen del símbolo de la Medicina estaba en la Mitología griega como atributo del dios Hermes o Mercurio, pero más recientemente se ha conocido que los arqueólogos han encontrado símbolos semejantes en civilizaciones más antiguas como la asiria (de piedra tallada 30 000 años a.C y de piedra pulida 6 500 años a.C) y la caldea (3 000 años a.C.) así como en otras épocas, en la civilización egipcia y la fenicia. Lo más probable es que lo que sucedió con la serpiente de bronce que hizo Moisés se haya extendido en múltiples culturas que la han toman como un símbolo de curación, un símbolo de la Medicina que hasta el día de hoy perdura. Aunque aun sigue el debate entre académicos]

Notas:

  1. See Doctrine and Covenants 115.
  2. Preface to Book of Mormon, ca. Aug. 1829, in Documents, Volume 1: July 1828–June 1831, vol. 1 of the Documents series of The Joseph Smith Papers (2013), 93. See also “The Testimony of Three Witnesses,” Book of Mormon.
  3. See Exodus 4:1‒5, 17, 20‒21; 7:8‒21; 8:16‒19; 9:22‒26; 10:12‒15; 14:15‒18; 17:1‒13; Numbers 17:1‒10; 20:7‒11; Hebrews 9:4.
  4. See Numbers 21:7‒9; John 3:14‒15.
  5. See Exodus 28:12; 35:9, 27; 1 Samuel 23:9‒12; 30:7‒8.
  6. See Exodus 28:30; Leviticus 8:8; Numbers 27:21; Deuteronomy 33:8; 1 Samuel 28:6; Ezra 2:63; Nehemiah 7:65.
  7. For more information on this 19th-century religious culture, see Journals, Volume 1: 1832–1839, vol. 1 of the Journals series of The Joseph Smith Papers (2008), xix; and Revelations and Translations, Volume 3: Printer’s Manuscript of the Book of Mormon, vol. 3 of the Revelations and Translations series of The Joseph Smith Papers (2015), xv–xvi; Dallin H. Oaks, “Recent Events Involving Church History and Forged Documents,” Ensign, Oct. 1987, 68–69.
  8. See statement of Joseph Smith Sr., as quoted in Francis W. Kirkham, A New Witness for Christ in America: The Book of Mormon, vol. 2 (1959), 366; see also Lucy Mack Smith, “Lucy Mack Smith, History, 1844–1845,” book 3, page 10, josephsmithpapers.org/paperSummarylucy-mack-smith-history-1844-1845. Martin Harris recalled testing Joseph’s ability by having him find a pin in a haystack (see “Mormonism—No. II,” Tiffany’s Monthly, July 1859, 164).
  9. See, for instance, Joseph Smith—History in the Pearl of Great Price.
  10. See Doctrine and Covenants 130:10‒11. See also the earliest wording of what is now Doctrine and Covenants 8, directed to Oliver Cowdery as he desired to assist Joseph Smith in translating the Book of Mormon (Revelation, Apr. 1829–B, in Documents, Volume 1: July 1828–June 1831, 44–47).
  11. Joseph Smith, “History, ca. Summer 1832,” in Histories, Volume 1: 1832–1844, vol. 1 of the Histories series of The Joseph Smith Papers (2012), 14.
  12. See Joseph Smith—History 1:35; Joseph Smith, “Church History,” in Histories, Volume 1: 1832–1844, 495; Martin Harris, in “Mormonism—No. II,” 165–66; “Lucy Mack Smith, History, 1844–1845,” book 5, pages 7–8, josephsmithpapers.org.
  13. See, for instance, “Lucy Mack Smith, History, 1844–1845,” book 5, josephsmithpapers.org.
  14. Understandably, this distinction has puzzled commentators. See, for instance, Bruce R. McConkie, Mormon Doctrine, 2nd ed. (1966), 307–8; Joseph Fielding McConkie and Robert L. Millet, Doctrinal Commentary on the Book of Mormon, 4 vols. (1987–92), 3:278; and Matthew B. Brown, All Things Restored: Confirming the Authenticity of LDS Beliefs (2000), 62.
  15. See William W. Phelps, Funeral Sermon of Joseph Smith and Hyrum Smith, Church History Library, Salt Lake City; Orson Pratt, “Explanation of Substituted Names in the Covenants,” The Seer, Mar. 1854, 229; William W. Phelps, letter to Brigham Young, Apr. 10, 1854, in Brigham Young, Office Files, 1832–1878, Church History Library, Salt Lake City; and Revelations and Translations, Volume 2: Published Revelations, vol. 2 of the Revelations and Translations series of The Joseph Smith Papers (2011), 708–9.
  16. For more information on the translation, see “Book of Mormon Translation,” available at lds.org/topics/book-of-mormon-translation. See also Russell M. Nelson, “A Treasured Testament,” Ensign, July 1993, 61–65; Neal A. Maxwell, “By the Gift and Power of God,” Ensign, Jan. 1997, 36–41.
  17. Wilford Woodruff, for instance, called a seer stone he saw in Nauvoo a Urim and Thummim (Wilford Woodruff journal, Dec. 27, 1841, Church History Library). See also Revelations and Translations, Volume 3: Printer’s Manuscript of the Book of Mormon, xix.
  18. See Revelations and Translations, Volume 3: Printer’s Manuscript of the Book of Mormon, xviii–xix.
  19. For a brief summary of the beginnings of this effort, see Documents, Volume 1: July 1828–June 1831, 150–52.
  20. Minutes, Apr. 17, 1853, Church History Library.
  21. “Two Days’ Meeting at Brigham City, June 27 and 28, 1874,” Millennial Star, Aug. 11, 1874, 498–99.
  22. Minutes, Sept. 30, 1855, Church History Library.
  23. Minutes, Oct. 25–26, 1831, in Documents, Volume 2: July 1831–January 1833, vol. 2 of the Documents series of The Joseph Smith Papers (2013), 84.
  24. Preface to Book of Mormon, ca. Aug. 1829, in Documents, Volume 1: July 1828–June 1831, 93. See also the “Testimony of Three Witnesses,” Book of Mormon.
  25. Joseph Smith, in Wilford Woodruff journal, Nov. 28, 1841, Church History Library; or introduction to the Book of Mormon.
  26. David Whitmer, An Address to All Believers in Christ (1887), 32.
  27. For more information about Oliver Cowdery’s return to the Church before his death, see Scott F. Faulring, “The Return of Oliver Cowdery,” in John W. Welch and Larry E. Morris, eds., Oliver Cowdery: Scribe, Elder, Witness (2006), 321–62.
  28. See Minutes, Sept. 30, 1855, Church History Library, Salt Lake City; “David Whitmer,” The Historical Record, Oct. 1888, 623; Maria L. Cowdery Johnson to David Whitmer, Jan. 24 1887, Community of Christ Library-Archives, Independence, Missouri; and Franklin D. Richards, Journal, Mar. 9, 1882, Church History Library.
  29. Minutes, Apr. 17, 1853, Church History Library.
  30. Minutes, Sept. 30, 1855, Church History Library.
  31. See Zina Young to Franklin D. Richards, July 31, 1896, in Journal History of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, July 31, 1896, 4, Church History Library.
  32. See B. H. Roberts, A Comprehensive History of the Church, 6:230–31; Joseph Fielding Smith, Doctrines of Salvation, comp. Bruce R. McConkie, 3 vols. (1954–56), 3:225; Bruce R. McConkie, Mormon Doctrine, 2nd ed. (1966), 818–19.

Enciclopedia del Mormonismo: Vocación y Elección

Autor: Doxey, Roy W.
Traducción Libre: DPCS

Una exhortación para hacer nuestra "vocación y elección segura" se encuentra en los escritos de Pedro (2 Pedro 1: 3-10 ), y se relaciona con la "palabra profética más segura" ( 2 Pedro 1: 16-19. ). “La palabra profética más segura significa que un hombre sepa, por revelación y el espíritu de profecía, que esta sellado para vida eterna, mediante el poder del Santo Sacerdocio.” (D. y C. 131:5)

Pedro dijo que la adquisición y el ejercicio de la fe, la virtud, el conocimiento, la templanza, paciencia, piedad, bondad fraternal y caridad son necesarias para hacer firme nuestra "vocación y elección " y obtener la plenitud de las bendiciones de Dios (2 Ped. 1: 5-7; cf. PJS, p 305).

Además de adquirir estas cualidades de carácter, quienes tendrían su vocación y elección hecho segura deben recibir las ordenanzas del Evangelio, incluyendo las ordenanzas del templo (D. y C. 131: 2-3 ; 132: 19-20).

Tener hechos seguro nuestra vocación y elección no se alcanza fácilmente. Hablando de esto, el profeta José Smith enseñó: "Cuando el Señor ha probado en todas las cosas [a una persona], y haya visto que aquel hombre está resuelto a servirlo, pase lo que pase, ese hombre verá que su vocación y elección han sido confirmadas"(EPJS, p. 150). El profeta indica que este fue el caso de los antiguos profetas como Isaías, Ezequiel, Juan, Pablo y otros ( EPJS , p. 151).

Bibliografía

Doxey, Roy W., comp. The Latter-day Prophets and the Doctrine and Covenants, Vol. 4, pp. 406-409. Salt Lake City, 1965.
McConkie, Bruce R. Doctrinal New Testament Commentary, Vol. 3, pp. 323-53. Salt Lake City, 1973.


La Segunda Unción: Preguntas y Críticas

¿Qué es la "segunda unción"?

La segunda unción es una ordenanza realizada en el templo. No se considera como una ordenanza esencial que se deba recibir en esta vida para alcanzar la exaltación. En el temprano período de Utah, esta ordenanza se realizó más extensamente de lo que se realiza actualmente.

Aquellos que reciben la segunda unción y guardan sus convenios del templo nunca hablan de los detalles en cualquier foro público. Relatos escritos que pretenden describir la segunda unción deben ser considerados con extrema cautela y escepticismo. Académicos SUD [Fairmormon] consideran que ningún fiel Santo de los Últimos Días querría aprender sobre un tema tan sagrado a partir de fuentes no oficiales. Además, ningún Santo de los Últimos Días buscaría sabiamente esa información antes de tiempo. Información prudente, confiable y adecuado se puede encontrar en las publicaciones de la Iglesia sobre los temas de "vocación y elección", "plenitud del sacerdocio", y "sellado por el Espíritu Santo de la promesa." Para un excelente ejemplo, véase el artículo de New Era de Junio de 1978 por Bruce R. McConkie, una publicación aprobada, titulado "Matrimonio Celestial":

El Terafín y el Urim y Tumim

Por Matthew Roper
Traducción Libre: DPCS 
(Administrador del blog)

Los eruditos bíblicos durante mucho tiempo se han desconcertado sobre la naturaleza y la función de los objetos a los que se refiere en el registro bíblico como "terafín". Un estudio reciente de las prácticas de adivinación en el antiguo Cercano Oriente señala que el término "es de derivación discutida y de significado incierto", y que en el texto bíblico "no designa consistentemente el mismo tipo de objeto." Sin embargo, la evidencia en Oseas 3: 4 (del siglo VIII aC) sugiere que en la religión israelita preexílica, los terafines pueden una vez haber sido considerados "un método legítimo" de la adivinación hasta que fueron quitados de Israel durante un período de disciplina.1

En un estudio reciente, Cornelius Van Dam sostiene que en el antiguo Israel los terafines eran un sustituto para el Urim y Tumim y pueden haber funcionado de una manera similar. Él sugiere que terafín  (plural de terep ) deriva de la raíz rpp, que corresponde a la raíz árabe raffa ("temblor"), pero también puede significar "brillo, resplandor."2 Si es así, tanto los terafines, como el Urim y Tumim "pueden haber sido hechos de una piedra preciosa con cualidades que reflejan la luz."3 Van Dam piensa que el terafín tenía una función como medio de revelación a principios de Israel y puede que más tarde hayan sido sustituidos por el Urim y Tumim, o "la luz perfecta."4

Del mismo modo, los profetas del Libro de Mormón profetas asocian los intérpretes nefitas (dos piedras consagradas a Dios para propósitos de revelación) o su función, con el concepto de la luz. Por ejemplo, leemos acerca de que tendra "Gazelem una piedra que brillará en las tinieblas hasta dar luz" y "sacará de la tinieblas a la luz" todas las abominaciones secretas de los pueblos que poseían la tierra (Alma 37:23, 25). Moroni utiliza un lenguaje similar al describir cómo el registro nefita traería luz en los últimos días (Mormón 8: 15-16).

Otros eruditos bíblicos sugieren que terafín  es la forma en metátesis de un antiguo término, petarim , del verbo ptr, "interpretar."5 Esto significaría que los terafines fueron llamados originalmente "intérpretes". Bajo esta teoría, aunque el uso de terafines puede haber sido un método legítimo de la adivinación en los periodos tempranos de Israel, escritores bíblicos posteriores dieron a estos instrumentos oraculares un nombre con una connotación más negativa, terafín. 

Además de sus similitudes con el arameo psr y el árabe fassara, ambos puede significar "interpretar", ptr parece estar relacionado con el verbo egipcio ptr, "ver".6 Ambos significados son consistentes con la explicación de Ammon en Mosíah 8:13 acerca de los instrumentos sagrados que utilizaba el rey Mosíah para traducir registros antiguos.

En contraste con los comentaristas bíblicos del día, que ven en terafín sólo imágenes idólatras,7 los primeros escritores mormones como WW Phelps sugirieron que a veces terafín puede haber cumplido un papel positivo y fueron similares en forma y en función que el Urim y Tumim que poseía el sumo sacerdote de Israel . A la luz de los estudios más recientes de estos objetos, la conexión sugerida de Phelps entre los terafines del Antiguo Testamento y los intérpretes del Libro de Mormón utilizados por el profeta José Smith en la traducción del Libro de Mormón parece totalmente plausible. 8

Artículo Relacionado: José Smith y las Piedras Videntes

Notas:

1. Ann Jeffers, Magic and Divination in Ancient Palestine and Syria (1996), 222–27.

2. Cornelis Van Dam, The Urim and Thummim: A Study of an Old Testa-ment Means of Revelation (1997), 228–29.

3. Ibid., 229. See John A. Tvedtnes, “Glowing Stones in Ancient and Medieval Lore,” appendix 2 in The Book of Mormon and Other Hidden Books (2000), 195–225.

4. Van Dam, Urim and Thummin, 229.

5. C. J. Labuschagne, “Teraphim: A New Proposal for Its Etymology,” Vetus Testamentum 16 (Jan. 1966): 115–17.

6. Adolf Erman and Hermann Grapow, Wörterbuch der aegyptischen Sprache (1935–53), 1:564.

7. Thomas C. Upham, Jahn’s Biblical Archaeology (1823), 528–29.

8. W. W. Phelps, “Hosea Chapter III," Evening and Morning Star 1/2 (July 1832): 6; “Despise Not Prophesyings,” Times and Seasons 2/7 (1 Feb. 1841): 298. See Tvedtnes, "Glowing Stones,” 209–10.

El Peso de las Planchas de Oro


Crítica No Mormona:

José Smith describio las planchas que recibio de Moroni, con las dimensiones de 8 pulgadas de largo por 6 de ancho y 6 de espesor con aros de oro que sujetaban las hojas. Fabricado todo en "oro puro" 

Volumen de las planchas = 8 x 6 x 6 =288 pulgadas cúbicas
Peso de las Planchas de Oro= 200  libras [91 Kg aprox.]

Las planchas de oro de la Historia de José Smith pesaban el equivalente a 90 kilos aproximadamente. Entonces ¿Como José Smith las colocaba en una bolsa de tela y caminaba con ellas varias millas de distancia? ¿Como Emma Smith las movía de vez en cuando para asegurarse de que no fueran encontradas por los anti-mormones? Jose Smith dijo que varias veces las llevo al bosque de ida y vuelta en distancias de hasta 6 millas [más de 9 kilometros] ¿Era real la afirmación de José Smith o fue un simple mentiroso que no tenía una idea mínima de materiales como el oro?

DVD Search for the Truth - Parte 3: Jose Smith, La Masonería y lo Oculto


El 25 de Marzo de 2007, un video de noventa minutos titulado "Search for the Truth " [Búsqueda de la Verdad] se distribuyó a miles de hogares en todos los Estados Unidos. El vídeo cuenta con una excelente calidad de producción, pero lamentablemente, su contenido no son de una calidad similar.

A pesar de que pretende ser una evaluación objetiva cristiana de las enseñanzas, la historia y las creencias de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, contiene muchas cosas inexactas y muy poco que sea equilibrado. En lugar de centrarse en lo que creen los Santos de los Últimos Días, los productores del video han decidido a sí mismos describir e interpretar las creencias y enseñanzas SUD, a menudo en formas que serían objetables o irreconocibles para cualquier miembro Santos de los Últimos Días.

Libro: Códice Mormón - John L. Sorenson [en ingles]



Por Daniel Peterson 

 A fines del 2013, tan sólo unos meses antes de su cumpleaños número 90, Sorenson publicó “Mormon’s Codex: An Ancient American Book” (Deseret Book). El escrito de 800 páginas representa una lectura exhaustiva de reflexión profunda acerca del Libro de Mormón. Argumenta a favor de un “modelo mesoamericano limitado” de la geografía del Libro de Mormón, lo que significa que según lo ve el autor, la mayoría de las historias nefitas ocurrieron en una pequeña área situada entre Guatemala y el sur de México. Por supuesto que hay otros puntos de vista, eso sin mencionar que nuestra salvación no va a depender del conocimiento que tengamos de las coordenadas de la ciudad jaredita Lib. Pero a modo personal, considero que el influyente modelo de Sorenson es una buena forma de situar el Libro de Mormón en el mundo real de lo que fue la América precolombina. Sorenson sostiene que el Libro de Mormón cuenta con las características que uno esperaría de un documento histórico producido en la antigua Mesoamérica. De hecho, enumera 400 puntos en común entre el Libro de Mormón y las situaciones, declaraciones, alusiones e historia mesoamericana; las que pese a ser tan numerosas y sorprendentes, suelen ser explicadas como resultado de una mera coincidencia. Ningún erudito de comienzos del siglo XIX, mucho menos un “muchacho de granja apenas alfabetizado” como lo fue José Smith, podría haber creado un libro de tal envergadura.

Animales en el Libro de Mormón: Elefantes

La Crítica:
- Los Elefantes son un gran problema para el Libro de Mormón.
- Los Gonfoterios no apoyan las interpretaciones SUD
- No hay elefantes o mamuts contemporáneos con los jareditas

Respuesta SUD:

Los elefantes sólo se mencionan una vez en el Libro de Mormón en relación con los Jareditas y se señala que era un animal útil para el hombre.
En Eter 9:19 leemos: "Y también tenían caballos y asnos, y había elefantes y curelomes y cumomes, todos los cuales eran útiles para el hombre, y más particularmente los elefantes y curelomes y cumomes."
Los Jareditas se estima que llegaron al Nuevo Mundo entre 2600 y 2100 antes de Cristo (más de 4000 años antes de ahora). Y no se menciona en el Libro de Mormón que los elefantes hayan existido en el Nuevo Mundo durante el período nefita (600 aC - 400 dC).

Arqueología, Reliquias, y la Creencia en el Libro de Mormón

Por John E. Clark
Traducción Libre: www.mundolds.blogpsot.com
Journal of Mormon Studies, Volumen 14, número 2, 2005

Las primeras horas del 22 de septiembre 1827 encontraron a José Smith subiendo la ladera occidental de una alta colina cerca de su casa para llegar a su cita anual con el ángel Moroni.1 Después de cuatro años de prueba, el profeta de 21 años de edad, finalmente fue encargado de las planchas de oro y las piedras sagradas necesarias para traducirlas. Las consecuencias de este evento han sido trascendentales. El Libro de Mormón, traducido de ese registro antiguo, ahora está disponible en 105 idiomas, y se han impreso cerca de 130 millones copias.2

El Libro de Mormón desafía al mundo a tomarlo en serio como un relato del trato de Dios con los antiguos pueblos del Nuevo Mundo. Está en juego nada menos que la salvación. El mundo no ha tomado este desafío sin protestar, sino que han hecho retrocer al negar la entrega milagrosa del libro y la autenticidad de éste. Mientras que miles de millones de personas, de hecho, permanecer indiferentes ante el libro, como lo hacen con la Biblia, un grupo vociferante de críticos que afirman que el Libro de Mormón es un invento, una ficción para el olvido, a la que ellos no pueden dejarle en paz.3

DVD Search for the Truth - Parte 2: Evidencia Arqueológica

El 25 de Marzo de 2007, un video de noventa minutos titulado "Search for the Truth " [Búsqueda de la Verdad] se distribuyó a miles de hogares en todos los Estados Unidos. El vídeo cuenta con una excelente calidad de producción, pero lamentablemente, su contenido no son de una calidad similar.

A pesar de que pretende ser una evaluación objetiva cristiana de las enseñanzas, la historia y las creencias de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, contiene muchas cosas inexactas y muy poco que sea equilibrado. En lugar de centrarse en lo que creen los Santos de los Últimos Días, los productores del video han decidido a sí mismos describir e interpretar las creencias y enseñanzas SUD, a menudo en formas que serían objetables o irreconocibles para cualquier miembro Santos de los Últimos Días.

DVD Search for the Truth - Parte 1: ¿Quien es Jesús?

El 25 de Marzo de 2007, un video de noventa minutos titulado "Search for the Truth " [Búsqueda de la Verdad] se distribuyó a miles de hogares en todos los Estados Unidos. El vídeo cuenta con una excelente calidad de producción, pero lamentablemente, su contenido no son de una calidad similar.


A pesar de que pretende ser una evaluación objetiva cristiana de las enseñanzas, la historia y las creencias de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, contiene muchas cosas inexactas y muy poco que sea equilibrado. En lugar de centrarse en lo que creen los Santos de los Últimos Días, los productores del video han decidido a sí mismos describir e interpretar las creencias y enseñanzas SUD, a menudo en formas que serían objetables o irreconocibles para cualquier miembro Santos de los Últimos Días.

¿Fue el periódico llamado "The Seer" publicado por la Iglesia?

Preguntas

- Algunos críticos Iglesia citan partes de un periódico llamado The Seer por Elder Orson Pratt. ¿Fue este periódico publicado por la Iglesia? ¿Son sus contenidos considerados doctrina oficial de la Iglesia?.
- Leí algo sobre las 27 Reglas del Matrimonio Celestial en The Seer ¿Es esta una publicación oficial de la Iglesia.?

Respuesta:

Es frecuente que nos llegue críticas de las doctrinas de la iglesia a veces constructiva y objetivamente, pero generalmente aparece de forma sesgada, sacada de contexto o malinterpretada. En parte se debe porque vivimos en la generación ‘copy paste’,  donde para muchos, pegar y copiar es sinónimo de investigar y solo ponemos títulos llamativos como La doctrina mormona puesta al descubierto, La Falsa Doctrina de los Mormones, etc. Sin embargo olvidamos que una de las partes importantes en toda evaluación objetiva de la verdad es evaluar las fuentes, para ello se debe usar fuentes confiables y oficiales para criticar la doctrina oficial en la iglesia, No cayendo en los grandes ensayos con una base falsa, creando un hombre de paja.  También he notado que muchos críticos [no todos] y autores como por ejemplo César Vidal Manzanares, publican libros, diversos ensayos, artículos y disertaciones pero cuando hablan del mormonismo usan fuentes no oficiales, o es más basan su argumento en otro leído con fuentes no legitimas, quizás no lo hagan con intención pero creen algo que confiaron de fuentes no legítimas. No importa que tan extenso, elocuente sea al final todo se derrumba por no evaluar las fuentes previamente. Así también los miembros SUD deben tener cuidado al hablar de doctrinas del Catolicismo, los Testigos Jehova, etc si tan solo hemos leído un artículo que concuerda con nuestra ideas, sin evaluar que enseñan ellos de verdad, de forma que no caigamos en lo mismo que hacen los demás con nosotros.

¿The Seer (El Vidente): fuente confiable? 

Muchos anti-mormones hacen un amplio uso de esta publicación para la elaboración de sus acusaciones contra la Iglesia en la actualidad. Muchos miembros de la Iglesia ni siquiera han oído hablar de esta publicación, ni mucho menos están familiarizados con sus orígenes. The Seer fue publicado en Washington DC en 1853 y 1854, por el élder Orson Pratt. Brigham Young envió a el Elder Pratt a defender a la Iglesia en la prensa después del anuncio público del matrimonio plural en 1852. The Seer fue el periódico apologético resultante. De este modo el Elder Pratt  usó la publicación para proporcionar de manera impresa sus propias ideas en defensa para la Iglesia.  The Seer  no fue muy leído y su edición más grande, a finales de 1853, fue de 400 ejemplares. A pesar de su fracaso, los escritos de Pratt se convirtieron en la base de muchas de las explicaciones tradicionales del matrimonio plural. No obstante nunca se consideró el contenido de esta publicación la doctrina oficial SUD, ni fue nunca aprobado por la Iglesia. El Elder BH Roberts escribió lo siguiente en respuesta a quienes en su días estaban anunciando que sus escritos en el The Seer representan la doctrina oficial de la Iglesia:
The Seer por la acción formal de la Primera Presidencia y el consejo de los Doce Apóstoles de la Iglesia fue rechazado, y el propio élder Orson Pratt aprobó el rechazo. Hubo un extenso artículo publicado en el Deseret News el 23 de agosto de 1865, con la firma de la Primera Presidencia y los Doce que establece que esta publicación , The Seer, junto con algunos otros escritos de Elder Pratt, fueron inexactos ... y  hemos sentido desconocerlas, por lo que los Santos que ahora viven y que pueden vivir de aquí en adelante, no puedas ser engañados por nuestro silencio, o dejen que las malinterpreten. " [Roberts, Defense of the Faith and the Saints, Vol.2, 294.] 
Entonces en 1865 la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce a pesar de las verdades que podía contener, rechazo la publicación por no ser un reflejo exacto de la doctrina mormona.

Proclamación de la Primera Presidencia y el Consejo de los Doce, 21 de Octubre de 1865 (extracto):
"Cada vez que el hermano Orson Pratt ha escrito sobre todo lo que él sabe, y se ha limitado a doctrinas que él entiende, sus argumentos son convincentes e incontestables; pero, cuando el se ha permitido dar hipótesis y teorías, él ha lanzado un mar infinito de especulaciones a las que no hay horizonte. La última mitad del panfleto titulado "El Espíritu Santo", contiene excelentes y contundentes argumentos, y es todo lo que se puede desear; así también muchos de sus escritos. Pero The Seer [y algunos otros de sus escritos] ... contienen doctrinas que no podemos aprobar, y que hemos sentido la impresión desconocer..." [Messages of the First Presidency, edited by James R. Clark, Vol.2, (Salt Lake City: Bookcraft, 1965), 235–240.]
Lo anterior fue firmado por la Primera Presidencia y todos los miembros del Quórum de los Doce, excepto Orson Pratt. Orson Pratt adjunto la siguiente declaración a la carta de la Primera Presidencia, aceptando su censura:
A LOS SANTOS EN TODO EL MUNDO.

HERMANOS QUERIDOS, Permítame llamar su atención sobre la proclamación de la Primera Presidencia y de los Doce, publicado en DESERET NEWS y copiado en MILLENNIAL STAR... en el cual se consideran objetables varias publicaciones que se han emitido por mi pluma. Yo, por lo tanto, abrazo la presente oportunidad para expresar públicamente mi más sincero pesar... y me sumo muy cordialmente a ellos en la solicitud, de tomar tales disposiciones de las publicaciones aludidas, como se aconseja en la proclamación. [Messages of the First Presidency, edited by James R. Clark, Vol.2, (Salt Lake City: Bookcraft, 1965), 235–240.]
Veamos ahora algunas citas que toman los críticos de este periódico The Seer que la iglesia rechazo:
Nosotros fuimos engendrados por nuestro Padre en los Cielos; la persona de nuestro Padre en los Cielos fue engendrada en un mundo celestial previo por Su Padre, y nuevamente, Éste fue engendrado por un Padre aún más antiguo, y así, de generación en generación, de un mundo celestial a otro más antiguo…” —Apóstol Orson Pratt, The Seer (El Vidente), 1853, p. 132 (Traducido del Inglés)

“Si a nadie más que a Dios se le ha permitido procrear hijos inmortales, se entiende que cada Dios debe tener una o más esposas….El cuerpo mortal de Jesús requería una Madre al igual que un Padre.  Por lo tanto, el Padre y la Madre de Jesús, desde un punto de vista carnal, deben haber estado mutuamente asociados en la capacidad de Un Esposo y una Esposa; de allí que la Virgen María debe haber sido, por ese tiempo, la esposa legítima de Dios el Padre….Él tenía un derecho legítimo para cubrir a la Virgen María con la capacidad de un esposo, y engendrar un Hijo, aún cuando ella estaba desposada con otro, pues la ley que Él dio para gobernar a los hombres y a las mujeres, no fue dada para gobernarle a Sí mismo, o para prescribir reglas a Su propia conducta.”—Orson Pratt, The Seer (El Vidente), p. 158 (Traducido del Inglés)

“…el gran Mesías que fue el fundador de la religión Cristiana, fue Polígamo… Hemos mostrado claramente que Dios el Padre tuvo una pluralidad de esposas, una o más en la eternidad…y otra estando sobre la tierra…el Hijo siguió el ejemplo de su Padre, y se convirtió en el gran Prometido que se casaría con hijas de reyes y muchas Esposas honorables.  También hemos probado que ambos, Dios el Padre y nuestro Señor Jesucristo tuvieron sus esposas en la eternidad al igual que en su tiempo…”—Orson Pratt, The Seer (El Vidente), p. 172 (Traducido del Inglés)
Conclusión:

La próxima vez que vea un argumento antimormón, mira bien las citas como las fuentes, respectivamente. Hay una buena probabilidad de que sus fuentes sean de The Seer. Curiosamente, casi nunca utilizan fuentes oficiales de la doctrina mormona para nivelar sus acusaciones.

La razón, por supuesto es muy simple. Ellos no están interesados, generalmente , en abordar las creencias reales que sostienes los Santos de los Últimos Días o abordar la doctrina real de la Iglesia que figuran en nuestras fuentes oficiales. En lugar de eso, eligen centrarse en extractos cuidadosamente seleccionados, de escritos rechazados, y así proporcionar el único fundamento de sus acusaciones. Este enfoque, no sólo es deshonesto sino también es engañoso. El hecho de que The Seer fue públicamente rechazado por la iglesia es simplemente un detalle que la mayoría de las personas no se toman el tiempo para averiguar.

Artículo Relacionado: ¿Es el Diario de Discursos "Journal of Discourses" una fuente oficial de la Iglesia?

¿Qué es la ropa sagrada (garments) que usan los mormones? - Video Oficial de la Iglesia




Por mormontopics.org

Muchas personas hacen preguntas en cuanto al gárment, que también se conoce como “la ropa interior de los mormones”. Las personas religiosas suelen usar ropas o accesorios especiales como recordatorio de sus creencias y compromisos religiosos. Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no son la excepción. Así como los judíos usan el tallit katan (taled), el cual se lleva debajo de la ropa de calle, los mormones fieles usan el gárment del templo debajo de la ropa normal. El gárment es una prenda sencilla de color blanco que consta de dos piezas, la pieza de arriba es semejante a una camiseta y la de abajo es similar a unos calzoncillos. El gárment les sirve a los mormones como un recordatorio externo de su compromiso de amar, adorar y seguir a Jesucristo.

El gárment es un recordatorio personal de los convenios que se hacen con Dios

En la Biblia se encuentran muchas referencias del uso de prendas especiales. En el Antiguo Testamento, a los israelitas se les instruye de forma especial que conviertan sus vestidos en recordatorios personales de sus convenios con Dios (véase Números 15:37-41).

Debido a la naturaleza personal y religiosa del gárment del templo, la Iglesia pide a las demás personas que traten el tema con respeto. Eso incluye referirse al gárment del templo de los mormones con la misma sensibilidad con la que se habla de las vestiduras que se usan en otras religiones

La Biblia vs el Libro de Mormón: La verdad del Documental


Detrás de la Mascara, detrás de la Cortina destaparemos la Ilusión

Por Brant A. Gardner
Traducción Libre: DPCS 
(Administrador de www.mundolds.blogspot.com)

Los magos son ilusionistas que entretienen con cosas maravillosas que parecen ser reales. Por supuesto su arte no es magia de verdad más de lo que era el Mago de Oz, un hombre detrás de una cortina. Es una ilusión magistral, el arte de desviar la atención, aprovecharse de nuestra credulidad. Un mago nos engaña haciéndole creer que hemos visto algo que no esta realmente allí..

Los ministerios Vivientes de la Esperanza han producido una película llamada La Biblia vs el Libro de Mormon donde utilizan trucos mágicos para apoyar sus ideas preconcebidas. Hábilmente muestran sus puntos de vista con  técnicas clásicas de malversación, supuestos no examinados, e información oculta. En técnica y efecto, la película es el análogo a un espectáculo de magia. Uno puede verlo y realmente creer que ha visto algo, aunque eso no es, en realidad, lo que sucedió.

No hace mucho tiempo algunos especialistas de la televisión, tomaron varias secuelas en demostraciones mágicas, en lugar de homenajear la ilusión ,se demostró como se hacían en realidad lo que hay detrás de las cortinas. Parece apropiado tomar este modelo mientras examinamos la película de la Biblia vs Libro de Mormon. Cuando vemos como el mago realiza el truco, no nos parece tan impresionante. En este caso, la ilusión es que la película se basa en erudición real. Pero al desenmascararlo, la película está lejos de ser académica: es propaganda vacía.

La película se separa en varios segmentos. Para ayudar a los que pudieran tener gusto de seguir adelante,voy a dividir esta revisión en segmentos para revisarlos y las discutiré en orden. Para cada segmento, presentaré la ilusión que utilizan los ministerios Vivientes de la Esperanza y entonces los desenmascarare.