La Palabra de Sabiduría: Mitos sobre el Té y el Café

Pregunta

Parece confuso que los mormones no tomen bebidas con cafeína como el café y el té, pero muchos no tienen problemas con comer chocolate, beber chocolate caliente, bebidas o gaseosas de cola, y otras fuentes de cafeína. ¿Puede explicarme esta aparente hipocresía?

Respuesta

Por Suzanne Armitage

La Sección 89 de la Doctrina y Convenios (D. y C.), también conocida como La Palabra de Sabiduría es una revelación que tiene que ver con  la salud y la fortaleza de nuestros cuerpos físicos. El enfoque con respecto a esta pregunta es sobre las “bebidas calientes” y la cafeína, dos temas separados que, cuando se agrupan como una sola, resultan en ideas falsas acerca de la Palabra de Sabiduría.

Y además, las bebidas calientes no son para el cuerpo ni para el vientre”. (D y C 89:9)

Como se ha señalado en la pregunta, la confusión se produce cuando uno no entiende la Palabra de Sabiduría. Algunos miembros de la Iglesia, así como muchos no-miembros entienden la Palabra de Sabiduría de esta manera, ellos específicamente definen "bebidas calientes" mencionado en el versículo nueve así: Bebidas calientes = café y té. El café y el té tienen niveles relativamente altos de cafeína, por lo tanto la razón de que los Santos de los Últimos Días se abstengan del café y del té se debe a la cafeína, por lo tanto los Santos de los Últimos Días deben abstenerse de todos los productos que contienen cafeína, ¿Es cierto?

Falso, en realidad. Esto presenta un error lógico, conocido como  falacia de la definición, porque la definición es demasiado amplia. La definición oficial y correcta de "bebidas calientes" 1 como se encuentra en la Palabra de Sabiduría es simplemente esta:

Bebidas calientes = café y té.

La Palabra de Sabiduría es una ley básica de la salud, en otras palabras, es un buen punto de partida. Añádale a esto la escritura el "cuerpo es un templo” [1 Corintios 6:19-20] encontrada en la Biblia y comenzamos a tener una comprensión más clara del énfasis de la Iglesia en estar alerta de lo que ingerimos y en el bienestar de nuestros cuerpos

Los libros canónicos [4] tienen muchas escrituras amonestándonos a no contaminar nuestra mente o nuestro cuerpo. "Las promesas relacionadas con la Palabra de Sabiduría se consideran tanto temporales como espirituales. La promesa temporal ha sido interpretado como una mejor salud, y la promesa espiritual como una relación más estrecha con Dios". [Encyclopedia of Mormonism, 1-4 vols., edited by Daniel H. Ludlow (New York: Macmillan, 1992), 1585.]

A los Santos de los Últimos Días, con la Palabra de Sabiduría como una base y teniendo en cuenta tanto las escrituras y el consejo del profeta viviente, se les anima a personalizar su régimen de salud y al igual que cualquier otra persona que decide vivir en un estilo de vida saludable, se percata rápidamente que hay muchos caminos y opciones.

En este asunto, los miembros de la Iglesia deciden por sí mismos si van a seguir los parámetros básicos de la Palabra de Sabiduría (es decir, simplemente abstenerse de café, té, alcohol y tabaco), o si van a hacer un esfuerzo adicional, como por ejemplo, no tomar bebidas con cafeína o comer los productos que contienen cafeína en absoluto. En la Iglesia, nos referimos a esto como vivir de acuerdo con lo que el Espíritu Santo nos ha revelado a cada uno de nosotros, o en este caso, vivir según el espíritu de la Palabra de Sabiduría. [Spencer J. Condie, In Perfect Balance (Salt Lake City: Bookcraft, 1993), 96.]

La Palabra de Sabiduría contiene dos tipos de instrucciones: (1) prohibiciones, y (2) consejos. Las prohibiciones son obligatorias para los Santos; los consejos, precisamente porque son consejos, es una decisión de cada uno de nosotros como individuos. La prohibición en cuestión es en contra de las 'bebidas calientes’. La Iglesia, como un cuerpo, ha aceptado que las bebidas calientes en cuestión son el café y el té. El alto contenido de cafeína de estas bebidas ha sido ampliamente discutido, y es generalmente aceptado, como una explicación probable para la prohibición; Pero esta explicación no tiene, en sí misma, ninguna fuerza doctrinal obligatoria. [Russell McGregor, "Zion's Lighthouse" message board, 2/2/03.]

Una interpretación personalizada de la Palabra de Sabiduría a menudo genera esta confusión de "lo que es la Palabra de Sabiduría". Nuestra interpretación personal no debe ser impuesta a otros miembros, ni debe ser promovido como la Palabra de Sabiduría [Quentin L. Cook, "Traspasar lo Señalado," Liahona (Marzo 2003): 42.] No es la Palabra de Sabiduría; es tu versión personalizada que tu percibes como en consonancia con el espíritu de la Palabra de Sabiduría. Teniendo esto en cuenta, cuando alguien nos señala que "La Palabra de la Sabiduría dice que no tomemos bebidas con cafeína," él o ella esta en error.

"Pero", algunos pueden preguntar, "¿Qué pasa con lo que dijo el presidente Hinckley en " Larry King Show 'y '60 Minutes'? " ... [Ello] no es indicativo de un cambio de posición en la política oficial de la Iglesia. Esto no funciona de esa manera. Si el Presidente de la Iglesia alguna vez quiere formalmente incluir la cafeína en la Palabra de Sabiduría, lo hará a través de canales establecidos de la Iglesia, no por una entrevista de medios de comunicación.

Notas:

1.- José Smith "definió" bebidas calientes como el té y el café, las dos bebidas domésticas comunes de sus días. Joel H. Johnson, con cuya familia el Profeta era íntimo, relata que en un día sábado en julio (1833), después de dar la "Palabra de Sabiduría," cuando tanto José y Hyrum Smith estaban en el estrado, el Profeta dijo a los Santos: "tengo por entendido que algunas de la gente se excusa en usar té y café, porque El Señor sólo dijo ' bebidas calientes ' en la revelación de la Palabra de Sabiduría. Té y café son lo que el Señor quiso decir cuando dijo bebidas calientes. [John A. Widtsoe and Leah D. Widtsoe, The Word of Wisdom: A Modern Interpretation , 85-87.]

Hyrum Smith, Asistente del Presidente de la Iglesia, más tarde definió las "
bebidas calientes", como el café y el té ( T&S 3 [June 1, 1842]:800).

El Élder Quentin L. Cook señalo: "Algunos miembros han querido hacer adiciones considerables a varias doctrinas. Un ejemplo de ello podría ser cuando uno aboga por adendas a la Palabra de Sabiduría que no han sido autorizadas por la Primera Presidencia, y tratan de ganarse a otras personas para que adopten sus interpretaciones. Si convertimos una ley de salud o cualquier otro principio en una forma de fanatismo religioso, estamos traspasando lo señalado.".  [Quentin L. Cook, "Traspasar lo Señalado," Liahona (Marzo 2003): 42.]
Categoría :
Sobre el Administrador Dastin Cruz Soy miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Debido a la importancia de dar a conocer nuestras creencias, creo que tambien es importante aclarar puntos de la Doctrina de la Iglesia que son malinterpretadas por muchas páginas web, sea de manera intencional o no. Estoy agradecido a Dios por tener este medio para compartir estos artículos, a mi familia, amigos y a mi amada novia.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada