Ser «nacido de nuevo» - ¿Que quiere decir la Biblia?


La Pregunta

¿Qué significa la Biblia cuando habla de «nacer de nuevo»? ¿Cómo entendieron los primeros cristianos esto?

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.(Juan 3:3-5)

La Respuesta

Los santos de los últimos días (SUD) creen que esta escritura se debe interpretar que un hombre debe recibir las ordenanzas del bautismo con agua y el Espíritu Santo para entrar en el reino de Dios. Algunos cristianos evangélicos la interpretan decir que solo hay que creer en Jesucristo para entrar en el reino de Dios. Al creer una persona nace de nuevo espiritualmente.

Es interesante notar que la interpretación SUD concurre con la de muchos antiguos cristianos. Justin Mártir (100-165 d.C.) dijo lo siguiente:

Pues, en el nombre de Dios, el Padre y Señor del universo, y de nuestro Salvador Jesucristo, y del Espíritu Santo, ellos reciben el lavado de agua. Por Cristo también dijo, «el que no naciere de nuevo, no puede entrar en el reino de Dios.» [1]

Escribió Irenaeus:

«Y se zambulló» dice [la escritura], «siete veces en el Jordán.» No fue para nada que Naamán de antiguo, mientras sufría de lepra, fue purificado al ser bautizado, pero [fue] ejemplo para nosotros. Pues como somos leprosos en el pecado, somos purificados por medio de el agua sagrada y la invocación del Señor de nuestros transgresiones antiguos; siendo regenerados espiritualmente como bebés recién nacidos, tal como el Señor declaró: «el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.»[2]

Dicen los Homilías de Clemente:

Mas si no seréis bautizados al placer de Él, servís vuestra propia voluntad y os ponéis en contra del consejo de Él. Tal vez uno dirá, «¿Qué contribuye a la piedad el ser bautizado con agua?» En primer lugar, porque así hacéis lo que le complace a Dios; y en el segundo lugar, siendo nacidos de nuevo a Dios de agua […] podéis ganar la salvación. De otro modo no es posible. Así nos juró el profeta a nosotros, diciendo, «De cierto os digo, a menos que seáis regenerados por agua viviente en el nombre del Padre, Hijo, y Espíritu Santo, no entraréis en el reino de los cielos.»[3]
Las constituciones apostólicas dicen:

No, el que por desobediencia no quiere ser bautizado, será condenado como incrédulo, y será reprochado como el ingrato y el necio. Pues el Señor dice: «él que no naciere de agua y del Espíritu, de ningún modo entrará en el reino de Dios.» Y además, «él que creyere y fuere bautizado será salvo; mas el que no creyere será condenado.»[4]

La Conclusión

Los santos de los últimos días han, sin saber, interpretado la Biblia de la misma manera que los cristianos antiguos que vivieron poco después de los apóstoles. Estos autores habrán entendido mejor las enseñanzas de los apóstoles que el lector moderno.

Por seguro, el bautismo no tiene valor si lo acompañan la fe y el arrepentimiento. Pero, las enseñanzas modernas que dicen que el bautismo no es necesario para la salvación no son compatibles con las escrituras ni el testimonio de los padres cristianos.

Creemos que por la Expiación de Cristo, todo el género humano puede salvarse, mediante la obediencia a las leyes y ordenanzas del Evangelio. Creemos que los primeros principios y ordenanzas del Evangelio son: primero, Fe en el Señor Jesucristo; segundo, Arrepentimiento; tercero, Bautismo por inmersión para la remisión de los pecados; cuarto, Imposición de manos para comunicar el don del Espíritu Santo. (Los artículos de fe)

Notas:

1.Justin Martyr, "First Apology of Justin," (Chapter 61) Ante-Nicene Fathers (ANF) 1:183. (Traducción nuestra)
2.Irenaeus, ANF 1:574. (Traducción nuestra)
3.Clementine Homilies 11:25–26. ANF 8:223–347. (Traducción nuestra)
4.Apostolic Constitutions, (6:15) ANF 7:456–457 (Traducción nuestra)

Copyright @ 2013 Estudios y Respuestas SUD. Diseñado por Templateism

Buscador

gadgets para blogger

Radio Mormon Channel

Contador

Acerca de Nosotros

Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.

Contactanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas mas Leídas